efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero

Se llaman gases de efecto invernadero (GEI) o bien gases de invernadero a los gases cuya presencia en la atmósfera contribuye al efecto invernadero.1 Ciertos de ellos como por servirnos de un ejemplo el Dióxido de carbono están presentes en la atmósfera de forma natural. Asimismo entran en juego las emisiones producidas por ciertas actividades humanas.

Otros gases de efecto invernadero (Ej: gases fluorados) son creados y emitidos solamente por las actividades humanas. En resumen, son siempre y en toda circunstancia las actividades humanas las que crean la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Aunque el efecto invernadero es una característica natural de nuestra atmósfera que deja el desarrollo de la vida tal como la conocemos, si se potencia, su efecto puede afectar de forma negativa a las plantas, animales y a nuestra forma de vida.

Consecuencias del efecto invernadero.

En principio, el llamado efecto invernadero es positivo pues deja que las temperaturas sean las convenientes para nuestra subsistencia. Pese a que en los últimos tiempos cuando se charla de efecto invernadero acostumbra a acarrear un matiz negativo, solo cuando este efecto es excesivo actúa como un cierre que no deja que la atmosfera libere el calor amontonado en la superficie terrestre por la acción del Sol.

En consecuencia, esto puede provocar que la temperatura media terrestre aumente y, si esta situación se sostiene en el tiempo, se genera lo que llamamos calentamiento global y cambio climático; se alteran las condiciones de vida frecuentes y se ponen bajo riesgo ecosistemas y especies.

Esencialmente, los gases de efecto invernadero, de manera frecuente más conocidos simplemente como gases de invernadero, son todos aquellos compuestos químicos en estado gaseoso que se amontonan en la atmosfera del planeta y que son capaces de absorber la radiación infrarroja del Sol, incrementando y reteniendo el calor allá mismo, en la atmosfera. Esto es, un gas de efecto invernadero (GEI) es todo gas que contribuye al efecto invernadero, lo acentúa y lo vuelve más peligroso, entre otras muchas cosas, incrementando sensiblemente la temperatura del planeta, siendo una cuestión esencial en lo que al calentamiento global refiere.

Para aprender más de de qué forma las emisiones de gases de efecto invernadero contribuyen al calentamiento global, cuáles fueron las fuentes naturales y humanas de las emisiones de gases de efecto invernadero anteriormente, y cuáles son los gases de efecto invernadero que están acumulándose en la atmosfera en nuestros días, visite esta página sobre las causas del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *